Cera para pisos: Guía detallada sobre su uso

cera para pisos

La cera para pisos es un producto muy utilizado para la limpieza de pisos. Sin embargo, no todas saben que este producto no está destinado a todos los tipos de pisos y que puede dañar algunos de ellos. Ademes de que debe deberse aplicar de forma correcta para obtener buenos resultados. Así que, si quieres saber más al respecto, a continuación, puedes ver una guía completa sobre su uso.

¿Qué es la cera para pisos?

La cera para pisos es un compuesto utilizado para proteger y embellecer diferentes tipos de pisos. Se trata de una mezcla de sustancias, que puede variar dependiendo de la marca y del tipo de cera utilizada. La principal función de la cera para pisos es crear una capa protectora sobre el piso, proporcionando un brillo duradero y evitando el desgaste prematuro.

aplicacion cera para pisos

Tipos de piso en los que se debe utilizar cera

Como bien se mención al principio del articulo hay pisos en lo que se recomienda el uso de cera y otros en los que no. Alguno s de los principales tipos de pisos en los que se recomienda el uso de este producto son:

Pisos de madera

La cera para pisos puede ser una excelente opción para los pisos de madera, ya que ayuda a proteger la madera de arañazos, manchas y el desgaste general. Además, la cera proporciona un brillo natural y cálido, realzando la belleza de la madera.

Pisos de vinilo

La cera también es adecuada para pisos de vinilo. Ayuda a crear una barrera protectora que evita que los productos químicos y las manchas penetren en el piso. Además, la cera aporta un brillo agradable y facilita la limpieza y el mantenimiento del piso.

Pisos de baldosas

En algunos casos, es recomendable utilizar cera para pisos de baldosas. Principalmente, esto se aplica a las baldosas que no están esmaltadas o tienen un acabado poroso. La cera puede ayudar a sellar y proteger estas baldosas, además de proporcionar brillo.

Pisos en los que no es beneficioso utilizar cera

Los tipos de pisos que pueden verse perjudicados por el uso de cera son los siguientes:

Pisos de piedra natural

No es recomendable utilizar cera en pisos de piedra natural, como el mármol, el granito o el travertino. Estos pisos generalmente tienen un acabado pulido que brilla naturalmente, y agregar cera podría causar una capa de residuos que arruinaría su aspecto original. Además, la cera puede hacer que estos suelos sean resbaladizos y difíciles de limpiar correctamente.

Pisos laminados

Los pisos laminados modernos no requieren cera, ya que generalmente tienen una capa protectora que evita el desgaste y los arañazos. El uso de cera en pisos laminados puede crear una capa de residuos y hacer que el piso sea resbaladizo e inseguro.

Consecuencias no aplicar correctamente la cera para pisos

Aunque la cera para pisos puede brindar beneficios en algunos casos, es importante tener en cuenta sus posibles consecuencias:

Acumulación de residuos

Si la cera no se aplica correctamente o se acumula con el tiempo, puede dejar un residuo pegajoso y opaco en el piso. Esto puede hacer que el piso se vea sucio y requiere una limpieza más frecuente.

Resbalones y caídas

El uso excesivo de cera o una aplicación incorrecta pueden hacer que el piso sea resbaladizo y, por lo tanto, aumentar el riesgo de accidentes y caídas. Esto es especialmente preocupante en áreas de alto tráfico o en entornos donde la seguridad es primordial.

Daño a largo plazo

Si la cera se aplica incorrectamente o se usa en un tipo de piso inadecuado, puede ocasionar daños a largo plazo. Esto puede incluir manchas, decoloración, rayones y un aspecto opaco en el piso.

 

La cera para pisos puede ser beneficiosa en algunos casos y perjudicial en otros. Es esencial aplicarla correctamente y tener en cuenta las posibles consecuencias negativas, como la acumulación de residuos, los resbalones y caídas, y el daño a largo plazo. Recuerda seguir las recomendaciones del fabricante y siempre consultar a un especialista en pisos antes de aplicar cualquier producto de cera. También, si no estás seguro, puedes contratar los servicios de profesionales en limpieza y mantenimiento de pisos, quienes cuenta con la experiencia y los equipos adecuados para aplicar correctamente esta clase de productos.

¿Cómo aplicar cera pata pisos de forma correcta?

La cera para pisos es una solución eficaz para mantener la apariencia y proteger la superficie de tus suelos. Aplicarla correctamente puede marcar una gran diferencia en la apariencia de tu hogar u oficina. Seguidamente, puedes ver una guía exhaustiva sobre cómo aplicar la cera de manera adecuada, con el fin de lograr resultados duraderos y un brillo impecable.

Mopa piso

Preparación del piso

Antes de comenzar el proceso de encerado, es fundamental preparar adecuadamente la superficie del piso. Esto implica limpiar a fondo cualquier suciedad, restos de polvo o manchas presentes. Utiliza una escoba o aspiradora para eliminar cualquier partícula suelta y luego limpia el piso con un detergente suave. Asegúrate de enjuagarlo bien para eliminar todos los residuos y déjalo secar completamente antes de proceder.

Elección de la cera adecuada

Existen diferentes tipos de cera para pisos, por lo tanto, es crucial elegir la que sea adecuada para tu tipo de suelo. Considera factores como el material del piso (madera, baldosas, vinilo, etc.) y el nivel de brillo que deseas obtener. También puedes consultar al fabricante de tus pisos para obtener recomendaciones específicas sobre la mejor cera a utilizar.

Adquirir las herramientas necesarias

Antes de iniciar el proceso de encerado, es importante contar con las herramientas adecuadas. Necesitarás un trapeador de microfibra, un aplicador de cera o una mopa, guantes de protección y una cubeta para mezclar la cera si es necesario diluirla.

Aplicación de la cera

Para empezar, vierte una pequeña cantidad de cera en la cubeta y dilúyela según las instrucciones del fabricante, si es necesario. A continuación, sumerge el aplicador de cera o la mopa en la cubeta, asegurándote de escurrir el exceso de líquido para evitar un exceso de producto en el piso. Luego, comienza a aplicar la cera en una esquina del piso, trabajando en secciones pequeñas y siguiendo un patrón de aplicación uniforme. Recuerda mantener movimientos suaves y regulares para evitar la formación de burbujas o marcas.

Tiempo de secado y pulido

Una vez que hayas aplicado la cera en todo el piso, es importante dejar que se seque completamente antes de pisarlo nuevamente. Esto puede llevar varias horas, así que asegúrate de tener acceso a otras áreas mientras tanto. Una vez que la cera esté seca al tacto, puedes proceder a pulir el piso con una máquina especializada o simplemente con un paño de microfibra. El pulido ayudará a realzar el brillo y a lograr un acabado más profesional. Si no tienes una pulidora en tu poder, puedes rentar una pulidora de pisos a buen precio.

 

¿Qué te ha parecido?
+1
2
+1
3
+1
1
+1
2
+1
1

Deja un comentario

Call Now Button